El Gobierno Vasco puso en marcha el registro de certificaciones energéticas de inmuebles en Euskadi en 2013. Aitor Oregi, director de Energía y Minas, indicó durante una jornada celebrada en el Auditorio de Orona Fundazioa de Hernani que desde entonces se han acreditado más de 65.000 certificaciones.

El tema central de este evento organizado por el Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco fue la Certificación Energética de Edificios. Se realizó en colaboración con las Agencias de Propiedad Inmobiliaria de Euskadi, contando con la presencia de más de 70 asistentes.

 

Durante la jornada se abordaron los retos a los que se enfrentan este tipo de certificados para lograr que sea una información de relevancia a la hora de la toma de decisiones inmobiliarias.

Oregui indicó que el certificado de eficiencia energética es una información que debe proporcionarse de forma obligatoria para la compra-venta o arrendamiento de inmuebles. También destacó que es una información exigible a los contratos que se llevan realizando desde junio del 2013.

 

Supone, por lo tanto, un derecho que los usuarios tienen para conocer de forma objetiva el comportamiento energético del inmueble en el que están interesados. El objetivo es que puedan calcular a futuro las facturas energéticas que la vivienda les supondrá. 

 

El director de Energía y Minas afirmó que el Gobierno Vasco pretende garantizar que la información de los inmuebles se encuentre a disposición de los posibles compradores o arrendatarios. Por ello, se exigirá la certificación de los inmuebles en todas las transacciones. En el caso en el que no se cumpla, el Gobierno Vasco sancionará a los propietarios y agencias responsables.