Con objetivo de que España cumpla sus compromisos en materia de cambio climático y energía, la Cámara Baja ha aprobado una proposición no de Ley. Hubo 318 votos a favor y 22 abstenciones, pero ningún voto en contra.


El pasado mes de diciembre, el Pleno del Congreso de los Diputados aprobaba la proposición no de Ley por la que instan al Gobierno a elaborar un Proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética. El fin de esta decisión es que el país cumpla con los compromisos adquiridos en esas materias y promueva la competitividad del país.

 

El texto aprobado entiende que la nueva Ley integrará y armonizará la legislación referente a estas materias, además de cumplir con los compromisos internacionales y europeos. De esta manera, la política energética y de cambio climático favorecerá la actividad económica, el empleo y la competitividad. Además, asegurará la sostenibilidad financiera de los sistemas energéticos.

 

Este Proyecto de Ley concretamente deberá elaborar un Plan Nacional de Energía y Clima para poder prestar especial atención a lograr los objetivos referentes a la reducción de gases de efecto invernadero, eficiencia energética, interconexiones y energías renovables. Contará con un sistema de indicadores mediante los cuales se podrán realizar evaluaciones y un seguimiento del plan.

 

Esta nueva normativa deberá establecer un marco de ecoeficiencia en la gestión energética, así como promover actuaciones de eficiencia energética en el sector residencial. Otro de sus objetivos es concienciar en las actuaciones de los poderes públicos, sociedad civil y sector privado sobre el cambio climático. De esta manera, se espera avanzar hacia un modelo de desarrollo sostenible completamente nuevo.